lunes, 3 de septiembre de 2012

¿Son los judíos nuestros hermanos mayores en la fe?

Por el R.P. Leonardo Castellani

Fragmento del Sermón sobre el Buen Samarita (29-08-1965)

Logo-descargar

Fragmento del Sermón sobre el Hijo Pródigo (16-06-1966)

Logo-descargar

Fragmento del Sermón sobre la Asunción de la Virgen (15-08-1965)

Logo-descargar

Tomado de Página Católica

1 comentario:

  1. En los preparativos del Concilio Vaticano ll, rabinos y masones conspiraron para derrotar a la Iglesia, infiltrando directrices judaizantes con el pretexto de adecuar el discurso de la Iglesia a los tiempos modernos, cuidando despejar del camino de la fe, los obstáculos que impiden el dialogo con el judaísmo. Objetivo perseguido por Sn Pablo al convertir en religión el movimiento cristiano inicialmente laico, a fin de que los judíos cristianos siguieran siendo Israel, guardando la Ley de Moisés y observando las tradiciones de sus ancestros; y los gentiles cristianos ayudaran a Israel a llegar a ser la principal de las naciones. Las implicaciones judaizantes post Conciliares alcanzaron su clímax en los pontificado de Juan Pablo II y Benedicto XVI, causando la oposición de los sedevacantistas que desconocen los cambios modernistas tratando de evitar la abrogación sutil de los dogmas de la divinidad de Cristo, la divina Trinidad, la Nueva Alianza, los Evangelios y Cánones antisemitas fruto de los concilios organizados para defender a la Iglesia de los eternos ataques de la Sinagoga, a fin de exonerar a el pueblo judío del crimen de Cristo y convertir a la Iglesia Católica en una escuela bíblica(Noeajida). Ante la justa oposición de los padres de FSSPX a los cambios modernistas judaizantes de la Iglesia post conciliar, los barones de la banca mundial judía representados por Wolfgang Tírese en la resiente entrevista con el Cardenal Kart Koch, pidieron a Benedicto XVI que durante las negociaciones entre la fraternidad sacerdotal Sn Pio X y la Santa Sede se exigiera a los lefebvristas la aceptación de la encíclica “Nostra Aetate”, que marca la posición de la Iglesia ante los judíos. Haciendo evidente la subordinación apostata de la Iglesia postconciliar a las directrices de los príncipes de la sinagoga y el gobierno mundial judío, y la traición a Cristo de Juan Pablo II y Benedicto XVI, jefes de los conjurados. La áctica sutil (elevada a dogma de fe) empleada por Juan Pablo II para derribar las defensas conciliares de la Iglesia contra los ataques de la Sinagoga, opinando falazmente que “los judíos son nuestros hermanos mayores en la fe” (siendo acérrimos enemigos del cristianismo, desde la Iglesia primitiva hasta nuestros días). Amerita la revisión jurídica del diferendo pontificio __{opuesto a la sentencia culposa dictada por Cristo [Mateo XXIII, 1 al 35] en su diatriba contra el puritanismo hipócrita de los sacerdotes y escribas de la Sinagoga, señalando como reos de pena eterna a los seguidores de la doctrina judía (ethos: religión racista) y la conducta (pathos rapaz, criminal y genocida serial de Israel). A la luz de los genocidios seriales bíblicos e históricos cometidos por el pueblo judío, a fin de determinar la vigencia del ad quem recurrido}__ que decidirá la victoria o derrota del judaísmo sobre el cristianismo y, la trascendencia o la involución de la humanidad; por ello, exigimos la abdicación inmediata de nuestro actual pontífice Francisco l°, porque no solo continua la sutil apostasía pontificia de sus antecesores, sino porque descaradamente la promueve pretextando impulsar el diálogo inter religioso y el ecumenismo. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia

    ResponderEliminar